Comunidad de Suba exige mayor seguridad tras ola de robos

Comunidad de Suba exige mayor seguridad tras ola de robos

En el barrio Nueva Zelandia de la localidad de Suba, los residentes se encuentran alarmados por una serie de robos que han ocurrido en una cuadra específica en menos de 15 días. Los delincuentes han aprovechado la falta de vigilancia para cometer estos actos, generando un clima de inseguridad entre la comunidad.

Los vecinos de Nueva Zelandia han expresado su preocupación y frustración ante la situación, denunciando que se sienten cansados de ser víctimas de la delincuencia. Han manifestado su temor por la falta de medidas de seguridad efectivas en la zona, lo que ha permitido que los ladrones operen con impunidad.

Ante esta situación, los residentes se han organizado para exigir a las autoridades locales y a la Policía mayor presencia y patrullaje en la cuadra afectada. Han solicitado la instalación de cámaras de vigilancia y la implementación de estrategias de prevención del delito para proteger a la comunidad y disuadir a los criminales.

La Alcaldía de Suba ha respondido a las demandas de los vecinos de Nueva Zelandia, comprometiéndose a reforzar la seguridad en la zona y a trabajar en conjunto con la Policía para identificar y capturar a los responsables de los robos. Se han programado reuniones con los líderes comunitarios para coordinar acciones y garantizar la tranquilidad de los habitantes.

En medio de la incertidumbre y el malestar de la comunidad, se ha convocado a una marcha pacífica en el barrio Nueva Zelandia para exigir justicia y seguridad. Los vecinos, unidos en su reclamo, buscan hacer visible la problemática y presionar a las autoridades para que tomen medidas concretas para combatir la delincuencia en la zona.

La solidaridad entre los residentes se ha fortalecido ante esta situación, con vecinos brindándose apoyo mutuo y compartiendo información para prevenir nuevos robos. Se ha creado un grupo de WhatsApp para mantenerse comunicados y alertar sobre cualquier actividad sospechosa en el barrio, demostrando así la unidad y determinación de la comunidad frente a la adversidad.

En medio de la tensión y la incertidumbre, los habitantes de Nueva Zelandia no pierden la esperanza de recuperar la tranquilidad y la seguridad en su barrio. Con determinación y organización, buscan enfrentar juntos el desafío de la delincuencia y trabajar en conjunto con las autoridades para lograr un entorno seguro y protegido para todos.

By Yenifer Ardila

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts