Bogotá y Cundinamarca se unen para salvaguardar el agua de la región: Nuevos acuerdos ambientales protegen ecosistemas estratégicos

Bogotá y Cundinamarca se unen para salvaguardar el agua de la región: Nuevos acuerdos ambientales protegen ecosistemas estratégicos

Más de 250 hectáreas en Fómeque y Sesquilé serán protegidas gracias a la firma de dos nuevos acuerdos de pago por servicios ambientales, reafirmando el compromiso conjunto por la sostenibilidad hídrica de la región.

En un paso significativo hacia la protección del recurso hídrico, la Alcaldía de Bogotá y la Gobernación de Cundinamarca han unido fuerzas para firmar dos nuevos acuerdos colectivos de pago por servicios ambientales (PSA). Estos acuerdos, que beneficiarán a 252.5 hectáreas en los municipios de Fómeque y Sesquilé, buscan garantizar la conservación de las cuencas que abastecen de agua a la capital y sus alrededores.

“La protección de nuestros páramos es fundamental para garantizar la provisión de agua a futuro”, destacó Jerónimo Rodríguez, subsecretario de Ambiente de Bogotá, durante la firma del acuerdo. “Con estos acuerdos, reconocemos la labor fundamental de las comunidades campesinas en la preservación de estos ecosistemas estratégicos”.

Los acuerdos, que involucran la participación activa de las comunidades locales, se centran en la protección de la microcuenca de la quebrada Negra, en Fómeque, y la microcuenca del río San Francisco, en Sesquilé. En total, 19 familias campesinas recibirán incentivos económicos por su compromiso con la conservación de estas áreas vitales.

Fabio Antonio Rodríguez, representante de la comunidad de Sesquilé, celebró la firma del acuerdo. “Para nosotros es fundamental proteger el agua y los bosques”, afirmó. “Con este apoyo, podremos implementar proyectos de reforestación y restauración ecológica que beneficiarán a toda la región.”

Con estos nuevos acuerdos, Bogotá amplía su estrategia de Pago por Servicios Ambientales, alcanzando un total de 1364,7 hectáreas protegidas en cinco municipios de Cundinamarca. Esta iniciativa busca impulsar la conservación de los ecosistemas estratégicos que abastecen de agua a más de 10 millones de personas en Bogotá y sus alrededores.

“Nuestra meta es alcanzar la protección de al menos 2.128 hectáreas en las zonas aledañas al Páramo de Chingaza y el Embalse de Tominé”, puntualizó Rodríguez. “Con la colaboración de las comunidades locales y el compromiso de las autoridades ambientales, seguiremos trabajando para garantizar la sostenibilidad hídrica de nuestra región.”

La firma de estos acuerdos marca un hito importante en la gestión ambiental regional, demostrando que la protección del medio ambiente y el desarrollo sostenible son objetivos que se pueden alcanzar a través de la colaboración y la participación de todos los actores involucrados.

Padres exigen presencia Policial en el colegio Van Leeuwenhoek
By Yenifer Ardila

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts