Secretaría de Ambiente valora 130 ranas venenosas que iban a ser sacadas ilegalmente con destino a Brasil

Secretaría de Ambiente valora 130 ranas venenosas que iban a ser sacadas ilegalmente con destino a Brasil

Durante las últimas horas, la Policía Nacional y la Secretaría de Ambiente lograron la incautación de 130 ranas dardo, venenosas, que estaban siendo movilizadas de forma ilegal por el Aeropuerto Internacional El Dorado, en la ruta Bogotá – Panamá – Brasil. Los individuos eran transportados por una mujer de nacionalidad brasileña.

Gracias a los registros de control y seguimiento en esta terminal aérea, la Policía realizó el perfilamiento de esta ciudadana, a quien requirieron para realizar las respectivas pesquisas del equipaje. Una vez las autoridades la revisaron, encontraron 130 ranas venenosas, de la especie Oophaga sylvatica, que estaban camufladas en recipientes de rollos fotográficos.

«En las últimas horas, la Secretaría de Ambiente en conjunto con la Policía Aeroportuaria, confiscó 130 ranas dardo de una ciudadana brasileña que iba camino a Sao Paulo, vía Panamá. Estas ranas provenían de Nariño, la ciudadana adujo que se las había regalado una comunidad local», indicó Adriana Soto, secretaria de Ambiente.

Los anfibios fueron extraídos de su hábitat natural en el departamento de Nariño. Según las autoridades, la ciudadana aseguró haber recibido estos individuos como regalo de las comunidades de Junín en sus vacaciones.

Estas ranas son endémicas de Nariño y parte de Ecuador. Al momento de la valoración, se identificó que los especímenes estaban en regulares condiciones: primero, por no estar en su entorno natural y segundo, porque presentaban deshidratación y estrés.

Las 130 ranas están en custodia de la Secretaría de Ambiente y fueron trasladadas la Centro de Atención, Valoración y Rehabilitación de Flora y Fauna Silvestre de la entidad, donde se realizarán las respectivas valoraciones y procesos de recuperación para lograr estabilizarlas y determinar si pueden regresar a su entorno natural.

«Las 130 ranas, que venían en frascos de rollos fotográficos, estaban en precarias condiciones, ahora están siendo atendidas en el Centro de Fauna de la Secretaría de Ambiente. Con base en ello, determinaremos si permanecen en este lugar un tiempo más, o si son liberadas en su hábitat en Junín, Nariño», indicó Adriana Soto, secretaria de Ambiente.

La Policía Nacional realizó la judicialización de la mujer por ilícito aprovechamiento de recursos naturales. El Código Penal, en su artículo 328, establece penas entre 5 y 12 meses de prisión y multas que pueden alcanzar los 56 mil millones de pesos (de 134 a 43 750 salarios mínimos legales mensuales vigentes).

Además, la Secretaría de Ambiente iniciará el respectivo proceso sancionatorio ambiental contra la ciudadana como lo establece la Ley 1333 de 2009.

La Secretaría de Ambiente, en conjunto con la Policía Nacional, seguirá realizando operativos de control para contrarrestar el tráfico ilegal de especies silvestres (caza, movilización, comercialización y tenencia) en las terminales terrestres y aérea de Bogotá.

La Administración distrital hace un llamado a la ciudadanía para que reporte cualquier caso de tráfico, tenencia o riesgo de fauna silvestre a través del correo fauna@ambientebogota.gov.co o a las líneas 318 8277733, 317 4276828, 318 7125560 o (601) 3778854.

Los animales silvestres deben estar Libres y en su Hábitat.

Fuente: Prensa Secretaría Distrital de Ambiente

óptica visión Visión salud. Click
By Javier Hernández

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts